SECCIONES

29/3/10

LA HISTORIA DE SIEMPRE


Estamos en plena resaca de otro derby apasionante vivido en Madrid. La eterna rivalidad que sostienen los dos principales equipos de la capital española volvió a plasmarse en un gran partido. El Madrid con la baja más importante de Kaka, apostó por un juego de toque, aunque como nos tienen acostumbrados, no tocaron ni mucho menos. El Atleti fiel a su juego de todo el año, se encomendó a la fortaleza en el medio campo y a sus tres jugadores principales, Reyes, Agüero y Forlán. A excepción del español, los otros dos estuvieron desaparecidos.
El Atleti empezaba bien adelantándose con un zurdazo de Reyes en el minuto 9. La primera parte del Madrid para olvidar. No se trenzó ninguna jugada y los puntales del equipo estuvieron desaparecidos. Gago en el medio sigue demostrando que es un jugador muy gris ya que no ataca ni defiende, solo mueve el balón.
La segunda mitad fue un partido distinto. Reyes, lesionado, dejó al Atleti bastante tocado ya que había sido su mejor jugador.
El Real Madrid empató el encuentro en un córner botado por Granero, que Albiol remata y que Alonso, en el segundo palo se encarga de introducir el balón en la red de De Gea.
El Madrid empezaba a tener el balón y Xabi Alonso demostraba que sin él, el Madrid no tiene claridad en el juego. El Atleti era el pato al que mareaba el Madrid y así pasó. Un centro perfecto desde 50 metros de Alonso se encarga de controlarlo Arbeloa, y como sí fuese un delantero de toda la vida, el lateral diestro del Madrid recortó dos veces a Domínguez y definió como solo saben los cracks. El canterano deja claro una y otra vez que es el mejor lateral del Madrid.
El tercer gol blanco llegó en una jugada estúpida por parte de los colchoneros. Tiago intenta sacar el balón, rebota en Assunçao y deja solo a Higuaín con una asistencia que ni Guti. El Pipa no se pone nervioso y bate con su pierna mala a De Gea.
Poco después, Alonso hace una mano tan inoportuna como innecesaria dentro de su área y Undiano Mallenco ayudado por Fermín, señala pena máxima. Forlán ajusta al palo derecho de Casillas para hacer el 3-2. El resultado ya no se movería.
Del partido me gustó:
Lo primero el gran apoyo que se sigue mostrando a Raúl. En el momento más difícil para el capitán, la afición merengue le muestra todo su cariño y afecto.
Que el Madrid sigue siendo una máquina de hacer goles, y no sólo lo transforman los delanteros sino que todos participan.
Que Reyes sigue en forma y de haber estado la segunda parte, habría seguido siendo un dolor de muelas para la escuadra vikinga.
No me gustó:
Que Ronaldo sea tan chupón. Quería tirar todas las faltas y con el 3-1 era cojer el balón intentar regates y tirar a puerta sin fortuna. Hay que ser un equipo ante todo.
Que Agüero se borrara del derby de esa manera. Estuvo desaparecido y sin Reyes, era el único que podía meter una marcha más al juego. Mal ayer el Kun.
Que Alonso y Ramos provocaran la quinta amarilla para asegurarse estar en el partido contra el Barça. Una falta total de profesionalidad ya que son jugadores principales y el domingo que viene pueden ser necesarios. Yo no dudaría, castigaría con más de un partido a los que usan esta treta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario